Residencia Basada en Empleo

El proceso de solicitud de Residencia Permanente por medio de empleo es uno complicado y está basado en un sistema de preferencias. La razón para esto es que anualmente solo un número limitado de visas son expedidas y el tiempo en que se puede procesar cada solicitud varía, según la prioridad que sea establecida por la ley de inmigración.

Existen casos particulares en que el “Attorney General” de los Estados Unidos puede agilizar y dar prioridad a ciertos empleos, según lo disponga y de acuerdo a las necesidades existentes en un momento dado.

Primera preferencia:

  1. Personas con habilidades extraordinarias aclamados nacional o internacionalmente (en las ciencias, artes, educación, negocios o atletismo)
  2. Profesores e investigadores destacados
  3. Algunos ejecutivos y directores multinacionales

Segunda preferencia:

  1. Miembros de profesiones que retienen grados avanzados
  2. Inmigrantes con habilidades extraordinarias (en las ciencias, artes o negocios)
  3. Personas que por interés nacional el “Attorney General” entienda sean necesarias.

Tercera preferencia:

  1. Trabajadores diestros (de los cuales se carece en los Estados Unidos)
  2. Profesionales (con bachilleratos y miembros de un grupo de profesiones)
  3. Otros trabajadores (no diestros cuando se carece de estos en los Estados Unidos)

Cuarta preferencia:

  1. Inmigrantes especiales

Quinta preferencia:

  1. Inversionistas (creadores de empleos)

Estatus derivado:

  • Esposos y/o hijos que acompañan a un beneficiario principal